10/10/11

De la vida y el aprendizaje.







En esta época mi Estrella circular se llena de colores, dwales, sowls, que es lo que ustedes llamarían flores, es muy parecido a la primavera en la Tierra, aunque nunca sé cuánto dura porque nosotros no tenemos meses ni años, tampoco horas, jamás nos preocupó el tiempo. Aun sin horarios todos llevamos a cabo nuestro trabajo y obligaciones, pero sin estrés. No sabemos acá que significa andar nervioso, tal vez será porque hacemos lo que nos gusta, desde chiquititos nos preguntan qué queremos hacer y no es que con eso ya está, uno puede cambiar de idea, podrás probar todas las tareas habidas y por haber hasta que encuentres una que te haga feliz, obvio aquí no se necesita dinero.

Y ustedes no se imaginan lo que significa hacer en todo momento lo que a uno le gusta, lo que quiere, sin presiones, sin pensar en el que dirán, con la libertad de elegir, con lo importante que es eso.

Aquí no existe la excelencia, eso también quita opresión, tenemos el derecho a equivocarnos porque como dijo Shakespeare: " La sabiduría, después de todo no es otra cosa que la experiencia" ¿Y cómo la obtendríamos sino es equivocándonos? Cuando uno no se permite errores, no aprende, y de esa manera se transforma en un necio creyéndose el sabedor de todo.
Por eso en mi planeta alentamos a todos a hacer, no importa como, porque equivocarse es parte del aprendizaje, que nos hace mejores seres circulares, el día que ya no tenemos nada que aprender.

No exigimos a nadie nada, porque cada uno da lo que puede, siempre lo que para unos es una fácil tarea, para otros demanda mucho sacrificios, y no por eso es mejor que otro, a cada uno lo que puede en su medida, porque los grandes logros se alcanzan con pequeños pasos.

Y menos aún que alguien dé marcha atrás es sus avances, es natural, es como tomar carrera, a veces el caerse no implica que se dé por vencido es juntar fuerzas para emprender algo, y más aún cuando las cosas cuestan mucho, cuando los pasos que se darán serán gigantes, aunque para otros sean pequeños pasitos, sencillos y nada complicados, no todo se ve igual, tenemos limitaciones, unos más, en diferentes aspectos, se puede ser brillante escribiendo libros y jamás podrás subir una montaña, o viceversa. Sabemos que cada ser es único es irreemplazable, magnífico, pero con restricciones porque es parte de la evolución.

¿Qué pasaría si fuéramos todos perfectos, qué encanto tendría vivir? Acaso no es preferible ir conociendo, experimentando, ¿no se trata de eso la vida? De aprender, de caerse y levantarse, de tener miedo, y vencerlo. No porque alguien se desaliente, se desespere eso implica que se dio por vencido, a veces hay cosas que nos aterran que es muy difícil hacerle frente y no por eso no lo vamos a hacer sino que se necesita aliento, sentirse seguro, confiado y eso que nos da miedo necesita de una elaboración. Que uno se sienta abatido no significa que va a tirar todo, sino que tal vez esté buscando confianza, y no es con descalificándolo como vamos a lograr que avance, al contrario lo hacemos retroceder.

La vida es una eterna ida y vuelta, es un interesante juego de aprendizaje, que nos hace ser cada día mejor y todo radica en darle una mano a aquellos a los que les cuesta más, eso nos engrandece y nos hace cada día seres especiales.

Buena vida terrícolas, desde mi Estrella Circular.

Dubby 24



4 comentarios:

David C. dijo...

el otro día pensaba que pasaria si no existieran relojes y todos vivieramos así, quizá aprovechariamos mejor el tiempo y la gente no andaria tan apurada.

Mª Teresa Alejandra dijo...

De los errores se aprende!

Gracias por seguirma...

AMBAR dijo...

Hola hermosa alma, ya estoy de regreso de mi larga ausencia, solo paso a saludarte y volveré a leerte despacito y con tiempo (no me olvido de ti).
Un abrazo.
Ambar.

diego dijo...

Hola

Creo que a medida que avanzas y caminas Aprendes :D

que estes muy bien,
bendiciones