3/2/11

Infierno



Ya saben que en mi planeta no tenemos religión como aquí en la Tierra. Creemos que existe un ser superior que es el que da inicio a la vida, pero no es igual a ninguno de los dioses de aquí, nuestro Ser Superior no es vengativo, ni tampoco da nada a cambio de nuestra bondad. Somos buenos porque es nuestra naturaleza, porque es lo que se debe hacer sin miedo a un infierno, sin pensar que alguien nos castigará. Sabemos que si actuamos mal lastimaremos a alguien, si somos malas personas nos quedaremos solos, porque en mi planeta las cosas son sencillas, no hay vueltas ni malos entendidos, tampoco maquiavelismo, ni vueltas.

Allá en mi amada Estrella Circular, lo más lindo que hay es que cada persona es única e irrepetible, y la tratamos como tal, no ponemos en su lugar a otro ni actuamos con todos de la misma manera.
El problema que tanto tiempo en la Tierra he comenzado a creer que me estoy pareciendo a ustedes.
Nunca me sentí solo en mi planeta, jamás sentí el dolor que  estoy sintiendo en este lugar, no me había sentido lastimado ni herido, ni vulnerable, sin saber qué hacer, ni cómo actuar.

En mi planeta cuando elegís un amigo no te equivocás, porque esa persona actuará con vos como de la misma forma que actuás con él. No hay forma de imaginar que uno puede ser bueno y el otro sin querer o apropósito te haga añicos.


Algunas teologías del infierno ofrecen detalles gráficos y siniestros. Las religiones con una historia divina lineal a menudo conciben el infierno como infinito como por ejemplo, las creencias del cristianismo. Las religiones con una historia cíclica suelen mostrar el infierno como un período intermediario entre encarnaciones como el de la mitología china, el Di Yu, reino de los muertos. El castigo en el infierno habitualmente corresponde a pecados cometidos en vida. A veces se hacen distinciones específicas, con almas condenadas sufriendo por cada mal cometido como el Mito de Er de Platón o el poema de La Divina Comedia de Dante Alighieri. Mientras que otras veces el castigo es general, con pecadores siendo relegados a una o más cámaras del infierno o niveles de sufrimiento. En el islam y el cristianismo, de todas maneras, la fe y el arrepentimiento tienen mayor importancia que las acciones en determinar el destino del alma después de la muerte.
El infierno es usualmente imaginado como poblado por demonios, quienes atormentan a los condenados. Muchos son gobernados por un rey de la muerte:
    * Nergal (dios sumerio-babilonio, señor de los muertos)
    * Iama (dios benigno en el hinduismo)
    * Satán (entidad que representa la encarnación suprema del Mal).
Otras concepciones del infierno suelen definirlo abstractamente, como un estado de pérdida más que una tortura en un lago de fuego literalmente bajo la tierra. También hay quien entiende que los muertos no están conscientes y el infierno no puede ser un lugar abrasador de tormento donde las personas malvadas sufran después de la muerte.

También existe el infierno de Sartre que habla en su obra A puerta cerrada, la obra se inicia con el Mayordomo conduciendo a un hombre llamado Garcín hacia un cuarto, que la audiencia pronto identifica como el infierno (el infierno puede ser un hotel gigantesco, debido a los "cuartos y pasillos" mencionados en la obra). El cuarto no tiene espejos ni ventanas y sólo cuenta con una puerta, tres sillones, una estatua de bronce y un abrecartas. Eventualmente, una mujer, Inés, entra a la habitación de Garcín, y posteriormente otra, Estelle. Después de que ambas ingresen, el Mayordomo sale y la puerta es cerrada con llave. Todos esperan ser torturados, pero no aparece torturador alguno. En lugar de ello, ellos descubren que están ahí para torturarse entre ellos, lo cual parecen estar logrando. Al principio, los tres observan eventos que les conciernen, sucediendo en Tierra, pero eventualmente (conforme su conexión con Tierra se desvanece y los vivos prosiguen) son abandonados con sus propios pensamientos y la compañía de los otros dos. Al final de la obra, Garcín exige salir; tras decirlo, la puerta se abre, pero ninguno decide salir, ya que se dan cuenta de que no pueden vivir los unos sin los otros.

Infiernos, todos obran en la cabeza de los hombres, las religiones necesitan asustar a los creyentes con eso para tenerlos sometidos y los humanos se dejan someter, no tienen la fuerza de voluntad de actuar sin el miedo del "cuco" que si actuás mal te condenará.

Por qué? No es acaso mejor vivir simplemente sin la necesidad del terror, del temor de la condena eterna.
Estoy más cerca de creer en Sartre e imaginar que el infierno es esto, vivir y repetir cada mañana lo mismo con la misma gente de la misma manera, con personas que no te gustan pero que necesitas para continuar, esa obra me parece muy parecida a las relaciones que se entablan en la Tierra, vivir con personas aunque no te gusten, no concuerdes, pero las necesitas para seguir adelante vaya uno a saber por qué.



Y para vos cuál es tu infierno?

11 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola que alegría que ya has vuelto, y muy revolucinada con esto del infierno.
Para mi el infierno es cuando la persona tienen conciencia del mal que hace y sufre el arrepentimiento de haberlo hecho, sabiendo que no hay vuelta atrás y que el daño causado no se puede reparar aún pidiendo mil perdones.
Debe de ser un dolor interno terrible.
Un abrazo
Ambar

La Gata Coqueta dijo...

A través de la vista
visualizo tu nombre
en el idioma de los duendes...

A través del oído
siento como las notas van dejando
marcado cada encuentro...

A través del olfato
recibo el aroma de hinojo
que bordea tu apartado de reposo.

A través de los sentidos
palpamos la vida
y gozamos del mundo

A través del horizonte
percibo el paisaje,
que se abre y me atrae
para desearte
una semana radiante

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...

En Mis caricias del alma te he dejado el premio Amigos blogueros es para tod@s los que se lo quieran llevar a sus espacios, para seguir pronunciando en alto y a viva voz...

¡¡Uno para todos y todos para uno!! Como un mosquetero más...

¡¡Feliz fin de semana amig@!!

¡¡Te quiere!!

La gata coqueta

AMBAR dijo...

Hola hermosa, paso a saludarte, leer este interesante capítulo, y darte un abrazo.
Ambar.

Gamar dijo...

Si creyera en cielos e infiernos, sin dudas esto que vivimos es el castigo.
Nos obligan a vivir entre delincuentes sin poder hacer nada. No se que podría ser peor.
Saludos y no se pierda tanto tiempo.

Juan dijo...

De pequeños nos aterraron con el fuego del infierno. Ahora pienso que el infierno está en la tierra, el vivir acompañados permanentemente por la infelicidad, por el estrés y en ir perdidos por la vida.
Un abrazo y feliz semana.
Juan Antonio

La Gata Coqueta dijo...

Nos encontramos en el mes del amor y la amistad
un jardín donde descansan los pétalos de las rosas
mimados por las estrellas durante la noche,
y en el día custodiados por el arco iris del amor
en ellos encontrarás sonrisas y nunca lagrimas
son altivos pero a la vez sensibles
porque ellos más que nadie saben lo que es amar.

Que el sentimiento
de amor y amistad te acompañe
todos los días del año
sin derramar una lagrima
y si es derramada que sea de felicidad.

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...

Hoy es diferente no te voy a dejar un regalo, pero sí un saludo de fin de semana.

Porque tengo la dulce impresión de que estamos más unid@s, cuando entro en tu bitácora a visitarte dejándome envolver por los lazos de los sentimientos.

Mirando al cielo me quede
y una estrella fugaz encontré
ella quería decirme
lo que logré entender...

Los amigos no siempre se ven,
son ángeles que dan lo que tienen
aún recibiendo el desdén
como respuesta a su quehacer.

María del Carmen

MOIRA dijo...

Buena reflexión después de la lectura..
Un placer de nuevo..

AMBAR dijo...

Hola hermosa, otra vez de descanso? animate, que vengo buscando tus letras.
Un buen Domingo para tí y los tuyos.
Un abrazo.
Ambar.

Jean Paul Hemingway dijo...

Tu mirada sobre lo que concierne a la religion es acertada en el sentido de que muchas veces es ridicula en el sentido de obligar por medio del miedo.

La religion es nociva porque plantea solo el castigo, sin presentar el Amor de DIOS.

Yo no pienso que la debilidad nos lleva DIOS, sino que el entender que en el encontramos Amor y que el sabernos amado nos hace proseguir viviendo y nos permite ser diferentes y ver la vida distinta.

"La vida sin DIOS es solo vivir para mi mismo y no para dar la gloria a quien me ama"

bendiciones, que estes muy bien