13/1/08

Ay!!! Qué Horror hay que crecer!!


He estado haciendo una investigación sobre el síndrome de Peter Pan, que me llamó la atención y quería compartirlo con ustedes, porque después de leer esto me he dado cuenta que en mi planeta todos padecemos de esta extraña afección.

Según diversos psicologos el síndrome de Peter Pan lo padecen las personas que aun en la edad adulta continúan pensando, sintiendo y comportándose de manera irracional, infantil e inmadura.
El nombre del síndrome se debe a las características de personalidad del protagonista de la obra escrita por James M. Barrie, novelista, dramaturgo escocés 1860-1973, que obtuvo un gran éxito en todo el mundo y cuyo título todos conocemos: Peter Pan.
La relación de este síndrome con la novela es que en el país imaginario Nunca Jamás el lema de los niños que viven allí es "no querer crecer nunca". O sea, permanecer siempre niño, aun siendo adultos. Ocurre lo mismo con muchas personas de nuestra sociedad, inconsciente o conscientemente no desean crecer, no quieren madurar como conciencias. Esto, deriva en una serie de consecuencias no muy favorables para estas personas

Es terrible esto de no querer crecer nunca.. Que Dios los ampare de padecer este mal, horrible y espantoso a ustedes los humanos... jajajajaja!!
Qué irónica es la vida en el planeta Tierra. Está mal desear ser pequeño siempre, creer en las hadas y los duendes, jugar y tener deseos de aprender y maravillarse por las cosas desconocidas.

Pero miremos a nuestro alrededor, ¿quién gobierna los países donde la gente muere de hambre a diario?, ¿quiénes planifican las guerras?, ¿quién decide las penas de muerte? No veo niños en esos lugares sino supuestos señores, serios, responsables, con conciencias adultas y deseos de ambición. Y así está el planeta.

No digo que se puede pasar la vida jugando y soñando, pero ¿por qué cuando se crece, lentamente se van asesinando los sueños? ¿por qué odiar?¿ por qué olvidarnos de querer aprender?.

¿Será acaso que cuando uno es una persona seria y responsable ya lo sabe todo? ¿Jamás equivoca, no puede reirse, ni soñar?
¿Será que con el paso del tiempo se van volviendo resentidos, odiosos, quejosos y eso lo normal?

Si esa es la condición de adulto, me encanta seguir siendo Peter Pan, encontrar un hada que me acompañe en los juegos y soñar que puedo volar por las noches y sentir que la briza de verano me hace cosquillas, que en invierno se puede tomar chocolate y hacer siestitas. Mirar mariposas maravillados de sus colores sin saber cuál es su nombre científico
No quiero crecer, si para eso debo convertirme en un ser, serio y protestón que se olvida de jugar o no tiene tiempo para cosas importantes como tirarse en el pasto a ver pasar las nubes o inventarle nuevos nombres a las estrellas.
Si me olvido que los amigos son importantes y ya no recuerdo que lo importante de la amistad es la lealtad. Si para convertirme en adulto debo traicionar mis valores y dejar de ser yo.
Si de pronto al crecer comienzo a lastimar a aquellos que quiero o a traicionarlos.
No quiero crecer si para eso tendré que pasar más tiempo trabajando que haciendo cosas que me gustan.
Prefiero agarrar mis juguetes y seguir jugando, o dormir abrazado a mi osito de peluche.
Si para ser adulto hay que asesinar a mi niño interior entonces dejaré de ser adulto.
Si para crecer tengo que dejar de mirar mis series de anime o dejar de leer mis historietas o no puedo decir tonterías.
Entonces es preferible seguir siendo pequeño aunque la sociedad me tache de padecer algún desiquilibrio mental.
Después de todo en la Estrella Circular no existen los sicologos porque no son necesarios.

Humanos no se olviden de alimentar a su niño interior!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Re lindo todo lo q escribiste en tu blog, me llevo su tiempo leerlo pero sinceramente vale la pena y sé que así son tus sentimientos, sos una persona hermosa y jamàs permitas que nadie te haga pensar lo contrario.
Un besote. Te quiero preciosa!!!
Nachi

Adri dijo...

Gime!! Cuántas personas hay asi!! qlamentable no querer crecer... creo en duendes y hadas pero crecí!!!... Ojalá lo leyera gente q aún le cuesta crecer... Besos te kiero mucho amiga!!!

Peter Franc dijo...

De los sueños han nacido muchas grandes gestas y creaciones del hombre. Sin los sueños los hombres son en verdad muy poca cosa. No cabe duda que la capacidad de soñar se va perdiendo cada vez más entre las brumas de la modernidad. Hoy el vacío se está alzando como el gran usurpador de la imaginación. Fue Oscar Wilde quien con gran razón decía que estamos todos hundidos en la mierda, sólo que todavía quedan algunos que pueden mirar hacia las estrellas… ¿Cuántos de nosotros hoy en día podemos ver a las estrellas?... El Niño Interior es la víctima irremediable de la mayoría de los adultos: se le prohíbe una existencia plena, no se le permite jamás el poder pasearse por los jardines del alma. Se prefiere el sedentarismo, la resignación y un cada vez más desarrollado conformismo existencial.

Construimos una sociedad llena de vacíos (valga la ambigüedad). Y la vacuidad es un hueco negro en el centro de la galaxia humana, que atrae a los espíritus encadenados del sistema. Sólo hay unos pocos cometas errantes que esquivan ese centro, y gravitan libres, entre los planetas inermes de la mediocridad, hacia los senderos luminosos del pensamiento.

Peter Franc