18/1/10

El Planeta Zober


Cerca de mi planeta hay otro llamado Zober. Un lugar que a simple vista es precioso, y la gente realmente amable, con una sonrisa enorme, optimista, y segura.
En mis vacaciones fui a conocerlos un poco más y me di cuenta que no siempre lo que ves por primera vez es así.
Durante mi estadía allí pude comprobar que la amabilidad sólo persiste si estás de acuerdo con ellos, de lo contrario comenzarán a tratar de convencerte. Insistirán tanto que llegará un momento que te sentirás agobiado y asfixiado. Porque si hay algo que a un ser circular pone sumamente nervioso es que deseen convencerlo.
Será que nosotros respetamos las formas de creer y pensar, tal vez a veces esa quietud de pensamiento haga que parezcamos miedosos y no es así, simplemente no tratamos de imponernos.
Los zober son chiquititos y redondos, hablan mucho, tanto que en algunos momentos hubiese deseado ponerles algo para callarlos. Aún a pesar de su cordialidad que es algo que no se encuentra frecuentemente, suelen transformarse en irritantes. Molesta que no escuchen y sólo hablen ellos, que crean ser los mensajeros de la verdad absoluta, transformando cualquier cosa que hayan leído en una evidencia y lo defenderán contra todo, tratando de cambiar los argumentos según vayas cambiando tus razones de por qué ellos están equivocados.
No admiten las diferencias, siendo absolutistas en todo.


Cierto día me encontré con una zober que intentó de persuadirme de que uno organiza su llegada al nacer con un croquis de todo aquello que pasará. No dejando nada libre sino que hasta se condiciona quiénes serán tus padres, hijos, hermanos, amigos y demás acontencimientos a lo largo de nuestra existencia. Intenté charlar con ella sobre nuestras creencias y la libertad de pensamiento de los seres circulares, fue absolutamente imposible, cada pensamiento circular era descartado por los dogmas zober. Agotado di por finalizado el intercambio de ideas.
Otra vez me encontré con una pequeña zober que tal vez al ser aún chica todavía no había alcanzado la amabilidad de sus mayores. Fue imposible mantener un intercambio de conceptos. Pero he aquí que comprendí que poseía pensamientos opuestos y no actuaba según su forma de pensar.
Mi intención de conocer más por dentro el planeta Zober acabó con mi viaje luego de estos encuentros.
No es fácil intentar pasar unos días descansado con residentes obtusos, de mente cerrada, que creen leer el pensamiento del otro, que todo el tiempo están intentando de convencerte de todo, que relativizan, justifican o explican con su mentalidad cada acto de la vida.
Regresé comentando a mis amigos de no visitar por más de una tarde ese planeta.
El peligro es que hay zober en el planeta Tierra y muchas veces me he cruzado con alguno, pensando que eran terrícolas y ahora comprendo que no lo son.
Lo que aprendí en mi viaje fue que muchas veces equivocados intentamos demostrar nuestra verdad con argumentos, ejemplos e ideas, pero si el otro no las ve, si cree que es de una determinada manera, sólo podrás exponer las tuyas y dejar que aprenda cual es a su forma, cómo son las cosas.
Estoy convencido que obligar e insistir sólo conlleva a generar resistencia y obstruye el posible diálogo entre los unos y los otros.


Buena vida terrícolas.

Dubby24

7 comentarios:

Cla dijo...

No muchas veces podemos ponernos de acuerdo en todo y dentro nuestro también deben generarse algunas luchas, a veces paremos obtusos y otra circulares. Quien sabe lo lindo de esta entrada es que mi alma recuerda muchas veces esos rincones obtusos y desea corregirlos, buena vida, y Dios te bendiga...

CLA AHI 20DIEZ

Lisandro dijo...

me ha encantado Dubby...!!!

Shanty dijo...

Me encantan tus zober y muy bonita historieta para darnos una bueña enseñanza.
Un abrazo.

MAMEN ANZUÉ... dijo...

ME HA GUSTADO TU HISTORIA, JEJEJEE..;-)

BESOTESSSS:-***

Rina dijo...

que buena historia...simpática y deja gran enseñanza...Nunca hay que ser tan cerrado de mente como para no admitir que otro está en lo correcto...gracias por la entrada ^^

estrella dijo...

me ha encantado tu cuento, es una buena estrategia el enviar mensajes positivos atraves de una historia, hay mucho que corregor en nuestras formas en nuestras conductas, ojala fueramos menos zober y corrigieramos estos defectos que lejos de beneficiarnos afectan nuestras relaciones d ecualkier tipo con la gente, un abrazo buen fin y bendiciones con amor..luz estrella

Yuri dijo...

Qué lindos sentimientos alberga tu blog. Me ha encantado pasarpor aquí.

Un abrazo.