23/8/09

Perdir perdón desde el alma


Hola terrícolas!! Cuánto tiempo hace que no escribo. Será que a veces no tengo ganas de reflexionar o que algunos comentarios de los que no están de acuerdo conmigo me hacen creer que la raza humana no sabe diferenciar y cree que cuando hago ciertas apreciaciones sobre ellos los "meto a todos en la misma bolsa" o que "pagan todos los platos rotos". A decir verdad, nunca supe cuál era la bolsa y el que rompe platos todo el tiempo soy yo por ende los debo reponer nuevamente. En mi planeta no hay platos, por lo tanto muchas veces se me hace difícil andar acarreando esos trastos.
Pero bueno como siempre tengo algo que decir o un error que señalar, que en realidad al hacerlo me hace mejorar como Ser Circular, continuaré con mis relatos, porque para ser sincero últimamente estuve muchas tardes pensando en cerrar todo y volver a mi querio planeta circular.

El tema que me trae hoy son las disculpas, el pedir perdón. Allá en mi lejano planeta cuando alguien se excusa lo hace con sincero arrepentimiento y la idea de tratar en lo sucesivo de no volver a cometer la misma falta, y lean bien, escribí "tratar".
En ese tratar se hace muchísmos esfuerzos por ser mejor, por emendar, y sobre todas las cosas reparar lo que se ha hecho.
En la Tierra desgraciadamente no siempre ocurre lo mismo. Muchos terrestres usan la disculpa como un medio para sacarse de encima una culpa, como lo dice la palabra, "sin culpa" pero no he notado que hagan ni siquiera el mínimo esfuerzo de mejorar o al menos corregir el error. Al contrario se cree que con sólo pedir perdón, ya está se olvida todo y comenzamos de nuevo. Hasta que la próxima vez ocurra nuevamente lo mismo y se volverá a justificar como si nada hubiera ocurrido.
He conocido algunos que comienzan la defensa con una mentira nueva. ¿Es acaso que no entienden que cuando uno siente algo de corazón, la idea es hacer lo correcto? ¿Y no borrar todo? Si te pido disculpas lo haré desde el alma con el firme propósito de no volver a lastimarte y eso no es una cuestión de palabras, es una cuestión de actos y hechos.
En mi planeta cuando cometemos algún desacierto tenemos que irnos una semana lejos de todos y analizar cuál de nuestros actos perjudicó al otro y pensar qué es lo que debemos modificar. Luego volveremos y pediremos disculpa señalando que nos hemos equivocado en esto y lo otro con la idea de que trataremos de no volver a repetirlo.
El alma y el corazón se dañan muy fácilmente y tratar de restaurarlo es parte de la disculpa, va implícito en ello. Por eso cuando te des cuenta que cometiste un error, pensá qué hiciste, qué dijiste para que alguien en ese momento esté llorando por tu responsabilidad y tratá de mejorar, eso te va a ayudar como persona a vos y al mundo.
Ser mejor persona no es sólo para los otros, es también algo bueno para vos.

Creo que todo consiste en imaginar cómo siente el otro y no ver todo desde nosotros.

Dubby24

5 comentarios:

leoriginaldisaster dijo...

deberian invadir este los de tu planeta...
un abrazo caluroso!

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Hola Duby 24, eres muy original, me has caído muy bien, he leído esta última entrada, y tienes mucha razón, ¿sabes? es muy fácil no contar hasta cien si hace falta, antes de hacer daño a los demás, porque herimos y nos creemos que pidiendo perdón todo resuelto, pues no señor, no hay que dañar, y sopesar, que si herimos, nos puede salir, muy caro, porque no todo el mundo está en la disposición de perdonar, aunque se debiera ser generoso, y hacerlo.

Te voy a seguir, soy una pluma estilográfica.

un abrazo simpático

Maite

Gamar dijo...

Creo que alcanza con saber que uno es buena persona y ya. Lo que piensen los mal pensados, es para tomarlo de quien viene.
Así lo tomo yo.
Te dejo un beso.

Anónimo dijo...

Hola!!!Dubby
Te digo algo....como me haces pensar jajaja y dejame decirte que es un placer leerte!!
El perdón es la tercera mano de tu cuerpo,
el tercer ojo, la tercera rodilla,
la llaga que supura jazmines y postemas de luz,
el girasol que levanta la cabeza marchita,
es lava de agua fresca para curar los pies
de los cansados,
perdonar es desnudar el cuerpo
mostrarlo como es, doblarlo,
desincrustarle los falsos rubíes y entregarlo
limpio de rabia y fuego,
sudario tibio con venganza y mancha.
El perdón es la última palabra, el primer verbo,
la lágrima que cae sobre otro vientre
y lo llueve de áncoras y balsas,
de alguna forma misteriosa lo transforma
en cáliz de hijos y criaturas sanas,
el perdón es la mano invisible que nos ata
cuando los puños nuestros son antorchas
dispuestos a quemar,
es la rodilla que inca su hueso imaginario
ante el siempre caído ser humano,
los labios que recorren ese cuerpo,
lo lamentan, lo visten, lo renacen,
lo prueban, lo aceptan,
lo comulgan
y aman.

BESOTESSSSSS

Maquia!!

Mundo Animal. dijo...

(“)_(“).-“”’-.,/)
; ° ° ‘; - ., , ‘ )
(♥_, )’__,)’-._)

ESTA GENIAL TU BLOG, GRACIAS POR SEGUIR EL MIO, QUE TENGAS UN BUEN DOMINGO SALUDOS DESDE MUNDO ANIMAL.