5/6/07

No hagas a los otros lo que no te gusta que te hagan..


Hola personitas!!! cómo andan?? Hoy les voy a hablar de algo que me está pasando últimamente, y me doy cuenta que nadie hace.

"No hagas a los otros lo que no te gusta que te hagan"

Algo tan simple y sencillo, no es necesario ponerse a pensar como es el que tenés al lado, ni tampoco tratar de adivinar qué es lo que el otro quiere, simplemente pensar qué sentiríamos si estuviéramos en ese lugar .

¿Cuántas veces te pasó que alguien te trató mal y no habías hecho nada?

¿Cuántas otras prometiste algo que sabías no podrías cumplir?

¿Cuántas veces estabas enojado con vos mismo y pagaron todos los que estaban alrededor?

Es tan sencillo, si te tratan con amabilidad, por qué no responder con la misma amabilidad, con una sonrisa. Si estás de mal humor por algo que te pasó o algo que te molesta, que no tiene nada que ver con nadie, por qué no pensar que a vos no te gustaría que te trataran mal si no hiciste nada.

Si hacés una promesa cumplirla, o en todo caso no hacerla, porque hay alguien que está esperando que lo hagas y si no pasa, entonces esa persona se sentirá muy triste.

No es ninguna ciencia, es sólo ponerse en el lugar del otro, no siendo el otro, sino vos mismo y pensar si no te sentirías mal si a vos te hicieran lo mismo.

Desgraciadamente los humanos van por la vida pensando en ellos, es muy simple, vayan un día en el subte, o caminando por una calle llena de gente y sólo observen, nadie se detiene para ver quién es el que va a adelante o al lado. Los terrícolas viven en el salvense quien pueda no importa nadie más que ellos mismos, y así van por la vida, protestando y enojados, pero jamás se ponen a pensar que un pequeño cambio en la actitud sirve para poner el granito de arena que cambiaría el mundo.

Devolver una sonrisa al señor que va a subir al subte, que es mayor que vos, dejarlo pasar; fijarse si alguien va al lado tuyo y podés llevarlo por delante, darle el asiento a ese señor que vuelve de trabajar cansado y se está durmiendo parado, cuando volvés de una salida donde estuviste sentado todo el tiempo. Sonreir y decir gracias, siempre gracias y sonreir, eso alegra tanto el alma.

Como la viejita del subte, con frío, lluvia o calor, parada allí pidiendo monedas para poder subsistir, porque vaya uno a saber qué la llevó a estar en ese lugar, siempre con una sonrisa, dándo las gracias a aquel que deposita una moneda en sus manos, esa sonrisa cambia mi día, y tal vez si todos hiciéramos lo mismo cambiaríamos la vida de mucha gente.

Si alguien te pregunta más de una vez lo mismo puede que lo haya olvidado o que no te haya escuchado, si alguien repite las cosas con ser amable y decirle ya me lo contaste es suficiente.

¿Por qué reirse de los defectos de los otros? No encuentro la gracia aún, me parece algo muy feo y cuando te toca a vos, ¿te lo bancás?, ¿te gustaría que cada vez que cometés un error alguien se ría de vos? ¿Pensaste alguna vez cómo te sentirías si fueras vos el centro de la risa de los otros?

¿Acaso la mayoría de los humanos son perfectos? Conozco muy pocos que se ríen de sí mismo, y lo han aprendido a fuerza de la burla de los otros, entonces ¿por qué es necesario ser crueles?

¿Por qué hacer promesas que nunca cumplirás, por qué ilusionar a otros con algo que estás seguro jamás vas a hacer?, ¿por qué romper los sueños de los otros, si nadie te pidió que le prometas algo?

¿Por qué es fácil que todos oigan tus problemas y no es tan fácil quedarse para oir los problemas de los otros?

¿Por qué podés pedirle a alguien que te acompañe en la engorrosa misión de buscar algo que te gusta y no hacer lo mismo por los otros?

¿Por qué no morderse la lengua antes de burlarse del otro si a vos estando en su lugar no te gustaría?

Entonces, ¿no es más fácil ponerse a pensar cómo te gustaría que te traten? Y tratar a las personas que querés igual. ¿No es mejor ser amable con los desconocidos si te fastidia que no lo sean con vos?

Alguien una vez me dijo que no hay que ser igual que las personas malas, que hay que demostrarles que se puede ser mejor, y estoy de acuerdo con ello.

Así que después de leer estas notas, ojalá muchos comiencen a pensar qué quieren para ellos y actuen en consecuencia con la gente que aman.

Hasta la próxima


Dubby 24

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amigaaaaa!!!
Soy Juan y me encanto todo lo que escribistes. eres toda una escritora y no sabia, tambien poetiza.
Segui escribiendo que hace bien a todo aquel que lo lee. Eres una genia. Te envio un besote enorme, y espero podamos charlar pronto, yo con mucho trabajo y me conecto poco ultimamente y cuando estoy conectado no siempre puedo charlar, pero bue, haremos lo posible por encontrarnos un lugarcito para chusmear y contarnos cosas. Te envio un besote, y gracias por compartir todo esto conmigo amiga, hasta pronto.

Neria Reldon dijo...

¡Muy bueno tu comentario!!
Es un excelente método para saber qué hacer en cada oportunidad que se presenta.
Muchas veces pregunté cómo uno se da cuenta de cuál es la acción correctas en cada oportunidad o cómo reaccionar frente a algo que nos sucede. Y ésa es la respuesta : ponerse en el lugar del que va a recibir nuestra acción. Si una vez que estamos en ese lugar, nuestra acción todavía nos parece correcta, eso es que lo es !!!
Gracias Duby por ser un rayito de Sol !!!
Besos,
Neria

El Negro dijo...

Que lindo post!!!

Fue muy profundo. Me encantó y en todas las cosas tenias razon. Y si que es dificil ponerse en el lugar del otro. Yo trato de hacerlo siempre, pero a veces se me pasa y me pongo mal cuando alcanzo a lastimar al otro...

Basta, no tengo ganas de seguir, pero gracias por el posteo =)